Sin convocatoria por parte del Ejecutivo chaqueño que permita iniciar un camino de diálogo que posibilite recomponer salarios de los judiciales, los trabajadores de ese Poder desarrollaron una contundente medida de fuerza que concluyó en la jornada de ayer y a la que confluyeron las tres entidades gremiales.

La paralización del servicio judicial llevó a los abogados y las propias autoridades del Superior Tribunal de Justicia a pedir al gobierno que abra una mesa de discusión, pero eso no ocurrió por lo cual durante ña última jornada de protesta los gremios desarrollaron nuevas asambleas a través de la que determinaron continuar el plan de lucha la próxima semana, donde el Sindicato de Empleados Judiciales del Chaco (Sejch) liderado por Graciela Aranda decidió mantener un paro de 72 horas a partir del miércoles 8 de octubre.

La asamblea pasó a un cuarto intermedio hasta el próximo viernes a la mañana donde volverán a analizar la marcha de la medida de fuerza y en caso de no haber novedades determinar nuevas acciones.

En el encuentro se puso de manifiesto el malestar del sector por la decisión del gobierno chaqueño de “cerrar las puertas” a la discusión a la que se habían comprometido, al mismo tiempo por no contestar ni siquiera el pedido de audiencia realizada por las autoridades del Poder Judicial hace más de dos semanas.

Es en este contexto que los trabajadores comenzaron a sostener la necesidad de profundizar el plan de lucha.

 

Fuente: diarionorte.com

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »