El proyecto propiciado por el diputado nacional Hugo Maldonado fue presentado hoy por la diputada de la Alianza Frente de Todos, Mariana Salom y tiene por objeto suspender por tres meses la venta de nuevas líneas de telefonía móvil. La norma alcanzaría a todas las compañías que operan en la provincia y busca impulsar la inversión en infraestructura para mejorar el servicio.

La mala calidad en las comunicaciones que se experimenta en forma cotidiana se debe a la baja cantidad de antenas instaladas en la región. Como referencia, Maldonado dio  ejemplos: “La situación ideal es la de Inglaterra, donde hay 400 líneas por antena, en nuestro continente el mejor escenario es el de Chile, que tiene 800 líneas por antena. En Argentina, en Capital Federal y Gran Buenos Aires, hay 4000 líneas por antena. Imaginémonos cuál es la situación en el Chaco”.

Los datos provinciales se desconocen y el proyecto de ley solicita a las empresas que brinden la información de cantidad de abonados y cantidad de antenas en Chaco.

“Al cortarse constantemente la comunicación, la gente reitera las llamadas, envía mensajes y eso aumenta el consumo. Parece que entonces a las empresas les conviene no invertir en infraestructura porque el mal servicio aumenta su facturación”, sostuvo Salom.

Según Maldonado se trata de un problema que “debe resolver el Congreso de la Nación, la Comisión Nacional de Comunicaciones, o el Ejecutivo Nacional y ninguno se hace cargo. Las empresas ejercen los que se llama abuso de situación dominante, es decir hacen lo que quieren. En abril de 2004 se sancionó la ley de servicio de Comunicaciones Móviles hasta el día de hoy esa ley no está reglamentada y por eso discutimos cosas como por qué se recargan tarjetas en los kioscos y los almacenes que cobran un plus cuando recargan una tarjeta y  esta ley que no está reglamentada dice que la venta de tarjetas se hará solo en las condiciones que fije el Ejecutivo Nacional”.

Por su parte Maldonado presentará en el Congreso Nacional un proyecto de resolución que reclama la reglamentación.”

“Las empresas siguen vendiendo líneas pero no invierten en infraestructura y eso hace que tengamos cada vez más problemas. A lo mejor porque creen que el Chaco es una provincia perdida en algún lugar del norte”, dijo la diputada.

Según Maldonado en 2005 se aprobó una iniciativa similar, que prohibía la venta de celulares “y como contrapartida hubo una inversión de parte de las empresas”.

Fuente: Diario Chaco

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »