Por Luciano Sclippa.

Ya pasó un mes y medio de la reunión convocada por Padres en Ruta que proponía como conclusión la toma de medidas que comiencen a resolver parte de la dramática situación vial de Villa Ángela, pero la realidad y los números vuelven a indicar que la cosa no marcha, porque los accidentes van sumando muertes a toda velocidad.

 

 

En aquella reunión realizada el 3 de septiembre en el Centro Astronómico estuvieron presentes inspectores, el ejecutivo municipal, docentes, partidos políticos, concejales, instituciones y vecinos. Se habían lanzado muchas ideas, se debatieron otras tantas y lo más mencionado fue “hacer cumplir las leyes y chau”.

Salir hoy a la calle significa ser parte de autos manejados por hombres y mujeres que conducen lentamente por el carril izquierdo sin dejar pasar a nadie; camionetas 4 x 4 que aceleran para pasar el semáforo en amar-ojo; repartidores y automovilistas particulares que estacionan en “cualquier lugar” colocando balizas impunemente pensando que esa medida los avala detenerse media hora en todo lugar; motociclistas descontroladas sin cascos, ni luces; peatones desorientados; conductores que ven un control rutinario y tienden a acelerar, doblar, frenar y todo al mismo tiempo y sin pensar; gente que dobla de golpe sin anunciar que hará esa maniobra a los de atrás, mucha gente cometiendo esa locura; mucha velocidad; y la muerte que en los últimos 30 días se llevó 3 villangelenses…y ya nadie recuerda cuántos en el año?

Mientras tanto, en el concejo continúa debatiéndose la continuidad o no de la Licencia Única Nacional que el propio Juez de Faltas Municipal mostró con sólidos argumentos los perjuicios que causa al municipio de Villa Ángela. Pero además, hay una propuesta de firmar un convenio con la Policía Caminera para permitir que la fuerza pueda trabajar en el ejido municipal marcando infracciones que no están comprendidas dentro de las ordenanzas municipales y aplicando multas exorbitantes en relación a lo que se cobraría a nivel local.

“Los controles vinieron para quedarse”

No toda la responsabilidad es de la llamada gestión, pero si una parte importante. El municipio viene siendo gobernado por un mismo grupo de personas desde hace más de 10 años y a pesar de los anuncios y promesas, el tránsito nunca fue una prioridad, ni una preocupación. El tema es espinoso y genera siempre un fuerte debate entre quienes prefieren la mano dura y quienes desean un sistema “blandito”. En definitiva por omisión del Estado, siempre terminan beneficiados los últimos.

A todo esto, muchos recuerdan que en su momento los controles de tránsito habían llegado “para quedarse”, según afirmaban los funcionarios. Pero luego de varios inconvenientes como el atentado contra el predio que guardaba los vehículos secuestrados por los inspectores, más otras cuestiones, aquellas declaraciones quedaron en la misma nada que se prolonga hasta hoy. Aunque el viernes se volvió a ver un fuerte operativo en la zona del predio Carlos Gardel donde las maniobras auto-suicidas fueron parte predilecta del espectáculo, nunca se sabe hasta cuándo se mantendrán estos operativos que comenzaron por enésima vez…para quedarse?

Solo se sigue observando a la agrupación Padres en Ruta brindando charlas en escuelas de Villa Ángela y la zona, realizando semanalmente un programa radial que se emite en varias Fm de la ciudad. Además continúan reuniéndose todos los jueves para tratar la cuestión vial, se capacitan permanentemente con la intención de CONCIENTIZAR y Educar. Es un trabajo a largo plazo y que ya lleva poco más de tres años con progresos y retrocesos propios de la falta de políticas serias en el tema. Pero no es suficiente, porque todavía no se logra cumplir con el lema “entre todos es más fácil” y no es por responsabilidad de ellos, ni solamente del  gobierno.

Falta que la comunidad se involucre porque son los propios conductores quienes deben comenzar a querer su vida, respetando la propia y cuidando la de otros, utilizando las medidas de seguridad que todos los manuales aconsejan, pero que pocos quieren utilizar porque arruga la ropa (cinturón de seguridad) o despeina (casco). Pero sin dudas es el gobierno quien a través de las herramientas del Estado debe preocuparse y ocuparse, proponiendo y llevando a cabo políticas a mediano y largo plazo tendientes a solucionar el –cada día más- grave problema de inseguridad vial. Claro que entre todos es más fácil, pero la solución no llega solo con un control de tránsito de vez en cuando.

Compartir

Comentarios

Juan Manuel

Solo una corrección, a este municipio lo maneja un matrimonio que dio muestras claras de lo que es capaz en la gestion del desaparecido intendente Scozzarro. Los peronistas que iniciaron este gobierno fueron alejados sistemáticamente del gobierno, hoy todos los funcionarios son o tienen un pasado radical con un acento bien pronunciado de inoperancia, cuestión esta que esta mas que clara.

Responder a este comentario

Fabian

hay una muy fuerte interna entre el área de faltas la secretaria de gobierno los concejales esto esta asi y no va para ningún lado pero salvo padres en la ruta todos callados

Responder a este comentario

eEs verdaderamente una lastima ,que les lleve tanto tiempo la discución si seguimos o no con el carnet Único nacional,la perdida en cantidad de carnet(votantes),la coparticipación ,etc.pero nadie,NADIE,habla de la cantidad de muertos por siniestros via

comentario

Responder a este comentario

Miguel

A todo esto en que estar pensando la responsable del area de transito municipal ? digo la secretaria de gobierno, realmente sigue en funcion esta buena mujer ?

Responder a este comentario
Escribir un comentario »