Desde la agrupación, reclaman un ordenamiento de tránsito adecuado para la ciudad, pidiendo se realicen acciones y se apliquen las leyes que están en vigencia. A través de un comunicado de prensa que acercaron a la redacción de este portal, Claudio Escobar, Presidente de la Agrupación Padres en Ruta – Villa Ángela planteó la posición del grupo

 

El comunicado expresa que la Agrupación, “que desde sus inicios, por su formación y objetivos, siempre ha defendido la vida, en primerísimo lugar, además de propulsar permanentemente el respeto y observancia de las leyes de tránsito; hace un nuevo llamado a las autoridades directamente responsables del tema tránsito, y a toda otra institución relacionada, para que se tomen las decisiones que correspondan para encausar el caos imperante en nuestra ciudad, que tantas lesiones, dolor y muertes han causado y siguen produciéndose por esta causa, ya sea por anomia, desaprensión, desconocimiento o por otras causas.

En innumerables reuniones, ya sean privadas o públicas, se ha prometido a esta agrupación, y sobre todo a la ciudadanía en general, intervenir en esta cuestión, como si esto no fuese una obligación y/o uno de los temas centrales que debe preocupar a las autoridades, que han sido elegidas para conducir y guiar a la comunidad.

Como creemos que cualquier referente de la comunidad, autoridades incluidas, siempre deben en sus miras una actitud de proteger y beneficiar a sus representados, hacemos un nuevo llamado a los mismos a fin que realicen acciones pertinentes y tener, además, actitudes coadyuvantes para regular y ordenar el tránsito.

También pedimos, que dichas decisiones sean firmes y positivas, y que se mantengan en el tiempo, para que sean creíbles y que tengan un efecto educativo y preventivo.

Nos duele profundamente que personas de nuestra ciudad sigan lesionándose y muriendo, y que no se les de importancia, como si fuesen efectos colaterales de una confrontación en la que no quisieron ni pidieron intervenir.

Las autoridades, por serlo, tienen las herramientas necesarias y deben intervenir en ello; por eso pensamos que la vigencia o conveniencia de regirse por un registro nacional, provincial o municipal y los vaivenes de un cambio entre uno u otro sistema, no debe ser causa del abandono a su suerte de todos los que transitamos por la ciudad.

Los demás, ya sea como parte de instituciones o como individuos, debemos también apoyar al ordenamiento del tránsito, del cual participamos todos, a toda hora y todos los días; y que todavía no tenemos bien afianzado el concepto de vía pública y la responsabilidad que ello trae aparejado.

Este apoyo se debe dar, peticionando y apoyando a las autoridades, pues ellas son las que deben realizar acciones y se apliquen las leyes que están en vigencia, que además de lógicas, tienden al bien común; esta búsqueda y aplicación de las mismas debe ser un objetivo prioritario para la prevención de siniestros viales.

Tristemente vemos suceder acciones viales que son tan contraproducentes, que ponen en riesgo la integridad física de uno y del otro: esto sin tener cuenta si es niño/a, adolescente, joven, adulto o anciano/a.

La “desidia y anarquía vial” está marcando el rumbo que no debemos tener, porque nos llevará indubitablemente a seguir cayendo en errores que hace casi dos años, se estaban corrigiendo.

Padre en Ruta VA estará siempre a favor de “defender la vida”, y a este problema lo tenemos que solucionar entre todos; porque como venimos diciendo “si no eres parte de la solución, eres parte del problema”, y así “Entre todos, siempre será más fácil”.

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »