Manuel García Solá en el programa “la punta del ovillo” de Fm En Contacto 101.7 Mhz habló de uno de los temas de campaña de todo candidato (LA INSEGURIDAD). Con conceptos claros y a veces hasta extremos, se refirió a este, sino el principal flagelo que azota a la Argentina. “Creo y no es un hallazgo mío ni es una crítica, creo que no tenemos seguridad, ni en el Chaco ni en la Argentina. La Política de Seguridad es un capítulo pendiente de esta década.”

Y agregaba en este sentido, “es inocultable. La proliferación del narcotráfico alimentando las redes del crimen organizado son temas que la conducción del Estado provincial y nacional se tiene que ocupar para devolverle a la sociedad que se necesita  para trabajar, para producir, para desarrollarse.”

En este sentido argumentaba que, “la inseguridad colectiva y la inseguridad individual es el gran tema pendiente de la política Argentina. Este tema requiere un abordaje multidisciplinario. En primer lugar por supuesto seguir trabajando en atacar las causas, que es la menesterosidad, la indigencia y la falta de trabajo. Esta tarea que durante estos años se hizo a fondo y bastante bien hay que profundizar. Segundo, es necesario modificar la legislación procesal penal para terminar con las puertas giratorias y que los delincuentes que ingresan, rápidamente fruto de la excarcelación permitida a los reincidentes, salen afuera. Eso es materia legislativa provincial. Hay que terminar con los procesos penales que permitan la fácil y rápida excarcelación. Tercero, es necesario trabajar muy fuertemente en la prevención, el despliegue, cosa que se ha hecho en otros distritos y en parte se ha empezado a hacer en el Chaco, es necesario trabajar en prevención.”

Agregando que se debe hacer “con varios frentes de ataque, con cámaras por doquier y la utilización de drones, que son pequeños aviones voladores que son manipulados con cámaras que permiten un claro seguimiento del mapa del delito. Por otro lado, trabajar sobre la fuerza policial. No se hace política de seguridad comprando patrulleros, construyendo comisarias, todo es necesario, pero lo central son los hombres que previenen y atacan el delito, que son los policías.”

Como punto central en la charla de este tema destacó que, “en estos años se equivocó, fruto de un exceso de declamación de políticas de derechos humanos, se equivocó cuales son los derechos humanos que hay que proteger. En consecuencia, cuando uno habla con policías se encuentra que ellos son blandos al atacar al delincuente porque el policía tiene temor que le hagan un sumario y eso deteriore su carrera, lo cual va en detrimento de su salario. Hay que pagarle bien a los buenos policías y atacar la corrupción interna dentro de la fuerza, de manera de cortar los lazos de la policía con los distintos sectores del crimen organizado, es otro de los frentes de ataque del problema de la inseguridad.”

Además sorprendió García Solá diciendo, “yo soy partidario y planteo un debate que la Argentina se debe, respecto de la severidad de ciertas penas para ciertos delitos. En lo personal adhiero a la pena de muerte para ciertos delitos aberrantes, como por ejemplo la violación seguido de muerte. Es un debate que nos tenemos que dar, creo que cuando sucede algo como lo que sucedió con Tatiana acá en Resistencia, hay ciertos seres humanos que no tienen recuperación y le cuestan a la sociedad y tenemos que reaccionar cómo reaccionan en otras sociedades del mundo.”

Otra de las patas para resolver esta cuestión dijo García Solá, “hay que trabajar también sobre la justicia. Tener un Consejo de la Magistratura que sea eficiente en el ingreso de jueces, pero también que sea eficiente en la sanción de los jueces, fiscales y defensores que no cumplen acabadamente con su rol, es una necesidad para atacar este flagelo que tiene la sociedad.”

Agregando, “obviamente las bandas de narcotraficantes, para lo cual es necesario un acción organizada, estructurada entre las fuerzas federales y las fuerzas locales que son las que tienen la capacidad de desplegar en el territorio la investigación y prevención.”

Y por último en este tema mencionó Manuel García Solá, “hemos vuelto dolorosamente a las etapas previas a la organización del Estado. En el siglo XV y XVI cuando se organizó el Estado Nación político jurídica que expresa los intereses de la sociedad que los defiende y canaliza, una de las razones de la organización del Estado fue para luchar justamente contra los delincuentes que impedían el tráfico de mercadería entre los distintos feudos. Bueno, hoy volvimos a esa etapa. Hoy se reclama la fortaleza del Estado, pero lo que se advierte es la privatización de muchos roles del Estado. Todos tenemos que contratar seguridad privada para vivir tranquilo.”

Fuente: Fm En Contacto 101.7 Mhz – La Punta del Ovillo

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »