El salón Freire de la Municipalidad de Villa Ángela se vio colmado de magistrados, funcionarios, empleados judiciales, autoridades policiales y público en general, que asistió ayer por la tarde a escuchar a la ministra del Superior Tribunal, Isabel Grillo y Carlos Luque, coautora y coordinador, respectivamente, del libro “Derechos Humanos y Constitución” que editó Contexto, editorial a la que agradecieron especialmente por el apoyo y acompañamiento en relación con la obra.

Acompañaron a los disertantes: Carlos Pignata, presidente del Colegio de Abogados de Villa Ángela, Daniel Ruiz, ex convencional constituyente, Emilia Valle, delegada local del Centro de Estudios Judiciales, e integrantes del Poder Judicial y de la comisión de jóvenes del colegio de abogados.

Luque: "el interior es valiosísimo"

El compilador y coautor de uno de los textos de la obra, Carlos Luque, destacó la importante asistencia, y señaló: “para nosotros el interior es valiosísimo”. También subrayó el carácter federal de la obra, dividida en 4 capítulos, cuyos autores son de distintas provincias.

También se refirió al breve tiempo transcurrido (20 años) desde la implementación de la reforma constitucional y se ocupó especialmente de hablar de los derechos indígenas, incorporados en esa reforma.

Grillo: "tiempo social de la Justicia"

Sobre el tema del que se ocupó en el libro “El tiempo social de la Justicia, el tiempo de los Derechos Humanos”, Grillo manifestó su intención de convertirlo en un instrumento de debate; instó a los funcionarios judiciales a que tengan en sus oficinas la Constitución Nacional.

Luego habló de la vinculación distorsionada entre los conceptos de Derechos Humanos, seguridad y democracia. “En la sociedad argentina hay instalado un discurso, me parece que adrede, en el sentido de boicotear la temática de los DDHH en pos de una mayor seguridad”, dijo, e insistió con que pareciera que “la seguridad se opone a los Derechos Humanos, entonces `tengo´ que claudicar y restringir los DD.HH.… esto es erróneo”.

“La seguridad, o la necesidad de seguridad, no pueden interponerse como un obstáculo de la realización de los Derechos Humanos”, afirmó luego, al tiempo que propuso una visión más abarcadora, que contemple a la seguridad como un concepto integrador de las nociones de “amparo, bienestar, tutela,  disponibilidad, garantía, libertad”. En este sentido señaló el malentendido que apunta a identificar la seguridad con la “restricción, la tolerancia cero, el pedido de más encierro, más cárceles, más cámaras de seguridad”, e invitó a quienes la escuchaban a visitar las cárceles para advertir que esa alternativa no resuelve el problema de la seguridad.

También abordó la cuestión de la vinculación de los DDHH a la tutela constitucional y tutela judicial efectivas y de democracia y corrupción.  

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »