El 3 de diciembre se celebra el día del médico y como ya es costumbre, el Círculo Médico y la Federación Médica de Villa Ángela organizaron el sábado por la noche un pequeño agasajo para los profesionales de la salud que en este 2014 cumplen sus 25 años de servicio. Los Dres Mariana Salom y Raúl Fernández se recibieron en la misma promoción y en sus discursos manifestaron su alegría de compartir la cena con amigos y la familia.

Fue el Dr. Julio Lotero el encargado de presentar a los agasajados, a quienes presentó como sus amigos, los Dres Mariana Salom y Raúl Fernández. Y en su discurso relató el motivo por el cual se celebra el día del médico y resaltó, “vamos a festejar en la figura de esa persona que se levanta a las 5 de la mañana, se pone su chaqueta o guardapolvo, se va a su lugar de trabajo, tratar de curar con los recursos que hay, pone todo lo posible para que contener al enfermo, a la población mayor que se está enfermando a un ritmo acelerado, por quienes hacen promoción de salud, pero por sobre todas las cosas que escucha a la gente y la contiene” dijo.

“Como Médicos tenemos que salir a decir que estamos orgullosos”

La Dra. Mariana Salom agradeció a su familia y amigos que la acompañaron a compartir una noche de agasajo especial a su persona. “Con Raúl terminamos 5° año juntos, fuimos compañeros en la Facultad y el hecho de estar hoy recibiendo el pequeño homenaje tan sentido me pone feliz. Hay muchas cosas para decir, pero por los médicos están pasando por un momento difícil hay que pensar que más allá de eso lo que más nos importa es lo que sentimos, por la vocación. Yo particularmente agradezco a mi padre por haberme marcado a fuego esta profesión y feliz de hacer lo que hago. Los momentos difíciles que estamos atravesando como médicos pasarán. Hemos pasado por distintas épocas, lo que tenemos que hacer como médicos es tener el coraje y salir a demostrar lo que somos, los médicos no tenemos nada que esconder, estamos orgullosos de nuestra profesión y tenemos que salir a contar esto que sentimos” dijo entre otras cosas.

Por su parte, el Dr. Raúl Fernández mencionó que viene de una familia muy humilde y que hasta los 12 años vivió en una casa con piso de tierra. “Quería ser médico y todavía me pregunto por qué si mi mamá era analfabeta en ese momento, mi papá tenía 6° y vivía haciendo changuitas para que no nos falte el pan de cada día. Sin embargo, yo quería ser médico y luego de mucho sacrificio llegue a mi objetivo. Quiero agradecer a Mariana porque gracias a ella y a otras personas que me prestaban los libros pude estudiar, adquirir los conocimientos para recibirme. Y hoy tengo mi familia, mi madre está presente en este momento y hoy cuando me estaba vistiendo, un amigo se enfermó y tuve que auxiliarlo y cuando vuelvo y busco una corbata, y la primera que aparece es la corbata que usaba mi papá, por eso hoy me la puse y con mucho orgullo estoy acá disfrutando de ello con todos Uds.” Finalizó.-

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »