En el Hotel del Pomar de Resistencia, el precandidato presidencial y líder del Frente Renovador encabezó un almuerzo de camaradería y definió los ejes de su proyecto de país: “Están los que quisieron transformar el Estado en una gran empresa y los que quieren desde las empresas apropiarse del Estado; tenemos que construir en el medio el lugar de la clase media”.

El legislador nacional conversó primero con un pequeño grupo de dirigentes y representantes de cámaras y organismos, y luego -siempre en compañía del intendente Atlanto Honcheruk y de José Sánchez- se integró al resto de los invitados en el salón principal del hotel. A mitad del almuerzo-merienda (un asado a las cuatro de la tarde) el ex intendente de Tigre delineó en pocos minutos la clase de país al que aspira en caso de ser consagrado presidente de los argentinos. Esto dijo: “Lo primero que les quiero decir es gracias a quienes no tienen o no tuvieron nada que ver con la política, y hoy están acá trayendo inquietudes, porque la verdad es que el desafío más importante que tenemos es que dentro de 358 días, que es lo que falta, empecemos un país en el cual todos los actores económicos y sociales sean parte de la decisión, pero no de la decisión impuesta sino de la decisión conversada; de la posibilidad de ser parte, en un ámbito de diálogo, de la solución.

Vivimos un momento en el cual permanentemente vamos disputando culpas, y vamos señalando responsables y responsabilidades; lo cierto es que la sociedad lo que espera de quienes gobernamos son soluciones; es que nos ocupemos de resolver los problemas que tienen todos los días. Y a los chaqueños les pasan cosas que les pasan sólo a los chaqueños, pero también pasan cosas que le pasan al resto del país.

Cuando uno habla con los productores de Chaco, encuentra los problemas impositivos, los problemas de presión tributaria, pero además burocracia tributaria, uno encuentra un problema que se encuentra con el tabacalero de Jujuy o con el que se dedica al citrus en Tucumán. Cuando uno mira los costos del transporte, uno encuentra el mismo problema, o parecido al que tiene el productor salteño. Cuando uno mira los problemas de infraestructura, la falta de energía, uno encuentra problemas distintos, probablemente más agravados que en otras provincias, o en vías de solución, y también es importante que lo que esté en vías de solución sea parte de las cosas que nos garanticemos que sigan.

Cuando se habla de proyectos que tienen que ver con la recuperación o el reconocimiento al Norte argentino, ya sea desde un puerto en la hidrovía hasta los cambios en la matriz ferroviaria para mejorar la comunicación del transporte, pero también la comunicación de la logística de producción, o cuando uno habla del puente o los puentes, el sueño de los puentes y no el puente, uno habla de proyectos que tienen que ver con la idea de un país federal, y ese país federal se construye de abajo para arriba, no se construye de arriba para abajo. Ese país federal se construye involucrándose.

Fuente: Diario Chaco

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »