El lunes 16 de junio de 2014, exactamente a las 8.20 horas, Graciela Rojas se presentaba a Tribunales a golpear la puerta de la Fiscalía N° 3, a cargo del Dr. Sergio Ramón Ríos para denunciar que su hija de 13 años había sido abusada. El caso tomó notoria relevancia en la opinión pública, dado que el involucrado en el hecho es un periodista reconocido de Vila Ángela. La causa se elevaría a Juicio en 2015, mientras el acusado espera en una celda de la Penitenciaría de Sáenz Peña.-

El hecho tal vez fue la noticia del año y es sin dudas el caso Judicial más importante de 2014. Ocupó mucho espacio en los medios de comunicación de la ciudad y la provincia, durante poco más de 2 meses. Inclusive medios nacionales como el canal América se ocuparon del tema, consultando sobre la cuestión a Luciano Sclippa, Director de Villa Ángela Hoy.

Muchos capítulos se iniciarían a partir de la denuncia, en principio porque el acusado de abusar sexualmente a una menor de 13 años es –además de un periodista reconocido- primo de la denunciante. Según consta en el expediente, la causa está caratulada: Abuso Sexual con Acceso Carnal con Aprovechamiento de la Inmadurez Sexual de la Víctima y Corrupción de Menores, Ambos en Concurso Real.

Luego de 6 meses, la niña sigue asistiendo a sesiones con un Psicólogo una vez por semana. “No es fácil, hay días que está agresiva, que no está bien. Solamente nosotros que somos su familia, sabemos lo que nos toca vivir día a día, porque la cambió totalmente” dijo Graciela Rojas, madre de la niña.

“Tampoco me pongo feliz porque él este preso”

La madre tiene en sus manos un expediente que a la fecha cuenta con tres cuerpos, con cientos de fojas, empezando por la denuncia, las pruebas que son los mensajes de textos, llamadas y fotos intercambiadas entre el supuesto abusador y la menor. Asegura que no lo puede leer completamente porque “me pone mal, es muy fuerte ver todas esas cosas”.

“Todavía la Justica no elevó a Juicio, así que tenemos que esperar hasta el año que viene. No hay otra persona más interesa que yo para que dicten sentencia, más allá de que él esté preso” dijo Graciela Rojas, al tiempo que manifestó no entender el motivo por el cual todavía no se inicia el juicio, teniendo en cuenta que según consta en el expediente, “todas las pruebas están documentadas”.

El extenso informe relata como el supuesto abusador trabajó psicológicamente sobre la menor durante 2 años, hasta lograr su cometido. La historia la descubrió una madrugada un hermano de la niña, cuando la jovencita se quedó dormida con el celular encendido. Estaba “chateando” con el Facebook abierto, y allí la madre pudo ver el dialogo con un lenguaje elevado para su edad y las fotos que mandaba el honorable periodista a la hija de su prima, menor de 13 años.

Aunque el acusado reciba una sentencia ejemplar “a mí no me alcanza”

Según explica Graciela Rojas “si me dicen que le dan 5 años, así le den 50 que no va a pasar, pero con todo lo que me tocó vivir y me sigue tocando vivir, a mi no me alcanza. Tampoco me pongo feliz porque él este preso. A mí nadie me va a devolver lo que él le quito a  mi hija. No solamente le hizo daño a ella, sino a toda la familia y todos los días tengo que estar luchando porque mis hijos (varones) creen que ella es culpable, cuando la hermana es la única víctima, porque tenía 13 años. Era una nena y él un viejo de 52 años, era un Señor. Si venía un tercero y me decía, mira Marcelito R. (el periodista acusado de Abusar y Corromper a una menor) no le iba a creer. Cualquier persona, menos él”.

Rojas asegura que el acusado se negó prestar colaboración para hacer el examen psicológico. “Hoy veo el informe sobre él y las doctoras, las personas que realmente saben lo explican muy bien y si te pones a leer, esa es la personalidad de este Señor. Creo que no solo a mí me confundió, sino a todo Villa Ángela nos hizo creer que él era de una forma, pero en realidad era otra persona” dijo.

Consejo para las madres

Por otra parte, Graciela dice “aunque mi hija no me conto nada, porque él (acusado) hizo un buen trabajo psicológico, a lo largo de 2 años. Yo me enteré por mi hijo que me trajo el teléfono porque los chicos no mienten. No entiendo  porque hay madres que no hacen una denuncia, a que le tienen miedo?” se preguntó y continuó “a mí me toco pasar las mil y una, perdí todo. Me trataron de frenar, de parar, me ofrecieron plata para callarme, pero ni todo el dinero del mundo me va a devolver lo que le hicieron a mi hija. Dijeron que yo sabía, dijeron muchísimas cosas. Yo a mi hija no la vendo por nada. A mí me duele muchísimo porque era mi primo, el no pensó en mi hija”.

“Me gustaría alentar a las mamás que pasaron o están tal vez pasando por esto, que no tengan miedo. Porque si vos como madre no defendes a tu hija quién la va a defender?”.-

Como se dijo más arriba, la carátula de la causa hasta el momento es por Abuso Sexual con Acceso Carnal con Aprovechamiento de la Inmadurez Sexual de la Víctima y Corrupción de Menores, Ambos en Concurso Real. De acuerdo a lo manifestado por diversas fuentes, el caso se elevaría a juicio en 2015. Recién ahí quedaría cerrado un triste capitulo en la vida de la familia Rojas. Las pruebas son contundentes, sobre todo teniendo en cuenta que el vínculo comenzó cuando la niña tenía 11 años y el periodista 50. Cuando se descubrió la manipulación por parte del mayor, ya habían transcurrido unos 24 meses. Todo quedó registrado en teléfonos celulares y el chat de facebook. 

Notas relaciondas: 

La denuncia en detalle: Un periodista acusado de abusar sexualmente de una niña

El periodista Marcelo R. acusado de “corromper a una menor” fue trasladado hacia la Comisaría 2da

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »