Un incendio que tomó la mayor parte de una casa familiar de calle Urquiza al 847 provocó muchos daños materiales, pero sin víctimas.

Se trata de la vivienda de la familia Ursini, que antes del mediodía del 2 de enero fue ganada por un incendio, aparentemente por un cortocircuito, según estimaban los dueños de la casa, ya que el mismo se habría iniciado bajo el techo de un pasillo externo en el frente de la casa. Si bien se trata de una vivienda de barrio, no hubo daños colaterales en las casas lindantes, solo el sorpresivo temor ante el siniestro.

En la casa solamente se encontraba el padre de familia y su hijo menor, ya que el resto estaba fuera de la ciudad, pero volvieron de inmediato al conocer la noticia. El señor Ursini fue quien padeció algunas consecuencias de aspirar humo y manipular elementos con la temperatura que había en el interior de la casa, tratando desesperadamente de salvar lo máximo posible de sus pertenencias.

En este hecho intervinieron los Bomberos de la localidad a cargo de la subcomisario Bibiana García, deteniendo las llamas y salvando techo y mampostería, tanto de la vivienda afectada como la de vecinos, puesto que de avanzar el fuego, pudo ser mucho mayor la afectación.

Si bien la circunstancia de la familia es de mucha tristeza, existe el consuelo de saber que no se produjeron víctimas, puesto que de haber sucedido mientras dormían, se agravaría el cuadro. Aunque al ver las pertenencias que lograron salvar, tomadas por el hollín, el interior de la casa aún con temperatura y con el particular olor que dejan las llamas a su paso, no es posible recuperarse del impacto de ver que lo que hasta la mañana fue su hogar y cobijo familiar, hoy es una trágica postal del siniestro que nunca imaginarían tener que vivir.

 

Fuente: gentedepueblo.com

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »