A pesar de los contratiempos que generan las lluvias, en Villa Ángela las precipitaciones también son un alivio y una verdadera “bendición”. Los milímetros caídos hicieron que el reservorio de Sameep ubicado en el acceso norte a la ciudad, logre aumentar la cantidad de agua, augurando un verano más tranquilo para los villangelenses.

Los 60 milímetros que se registraron en la cuenca del reservorio, ubicada en el acceso norte de la localidad, permitió, por primera vez en la temporada el ingreso moderado de agua al gran depósito. Esto traerá alivio a la crisis hídrica que se viene padeciendo en la tercera ciudad del Chaco.

La lluvia considerable que se dio en la madrugada del miércoles dio inicio a la entrada de agua en el reservorio villangelense. Esto permitirá asistir a más hogares durante un tiempo, aunque no ha llovido lo suficiente como para llenar el contenedor hídrico.

El ánimo ya es otro, el agua estaba empezando a escasear en muchas zonas de la localidad y los nervios, como en todos los veranos, a crisparse. Ahora solo queda esperar que el clima mejore y ver para cuanto tiempo almacenó agua el reservorio antes de la próxima lluvia.

Fuente: Diario Primera Línea

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »