Consultado sobre la situación partidaria en general y en su ciudad de Presidencia Roque Sáenz Peña en particular Peche respondió que “Lamentablemente hoy en el radicalismo del Chaco no existe unidad producto de ambiciones personales, egoísmos, soberbia, autoritarismo e intolerancia reflejados en el lanzamiento de una formula consensuada entre dos personas sin consultar con otros dirigentes de las distintas líneas internas y sin consultar a la militancia, por esta razón dirigentes de cuantiosa valía hoy no se sienten representados por esa dupla como Roy Nikisch, Alicia Azula, Sergio Vallejos, Marcelo Castelán o el intendente de Charata Miguel Tejedor junto a todo el arco de Convergencia Social, no fue casual que de 17 intendentes del radicalismo 13 no estuvieran presentes en el lanzamiento de la fórmula y de 11 diputados solo acudieran 2, como tampoco muchos y reconocidos dirigentes de la provincia que estuvieron ausentes”.

Acerca de la realidad partidaria en Sáenz Peña dijo “Es igual a la provincial, hablan de unidad en el concepto de que todos debemos sumarnos a la re-reelección del  actual intendente y eso no es unidad, no es diálogo, eso significa imposición, atropello a la militancia de Convergencia Social  que lo hizo 8 años presidente del Concejo Municipal y  8 años intendente de esta ciudad, eligiendo después de ganar su segundo mandato irse primero al espacio del NEA que conduce Aída Ayala y después crear Somos Parte con Alicia Azula y Roy Nikisch, dos dirigentes que hoy no están con él por no haber sido consultados a la hora de decidir la formula gubernamental”.

“La actitud adoptada por este grupo de dirigentes nos ha obligado a optar por un posicionamiento diferente de cara a un proceso eleccionario en el cual la sociedad reclama cambios en todo el ámbito del país y Sáenz Peña no es la excepción, no se construye desde el ninguneo, la falta de  respeto, de desconocer los orígenes, la construcción se realiza desde la humildad y la valoración de todos aunque se piense distinto,  sigo pensando en que la UCR debe unirse, pero debe ser sobre la base del consenso,  teniendo como meta principal los intereses de la  comunidad y no los caprichos personales o familiares”.

“No solo hay que decirle frente a los medios, hay que entender que la sociedad demanda acciones claras, no contradictorias, no les importa las peleas partidarias o los cargos, quiere acciones en salud, en educación o en seguridad, no le importa que Peche y Cipolini piensen diferente, le importa que Peche o Cipolini estén al servicio de sus necesidades, lamentablemente algunos dirigentes contrastan con las necesidades de una República que en estas horas exige grandeza”.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »