Los precandidatos de Unión Por Chaco para las elecciones provinciales de este año, Aída Ayala y Bruno Cipolini, recorrieron el barrio Aipo de Coronel Du Graty. Allí tomaron contacto con la preocupación que embarga a los vecinos por el avance de la droga y la falta de trabajo.

En la calurosa tarde de este martes el barrio Aipo de Coronel Du Graty tuvo un revuelo poco habitual, ya que un grupo de vecinos llegó para preparar el arribo de la fórmula que conforman Aída Ayala y Bruno Cipolini y el anuncio generó gran expectativa.

Mirta se acomoda en el portoncito de su vivienda y espera con una misión. Apenas ve la imagen de la intendenta de Resistencia acercarse, le plantea su realidad: "Yo tengo 4 hijos y uno me cayó en la droga; por suerte ya está saliendo, pero yo le quiero pedir que cuando sea gobernadora por favor haga algo porque cada vez son menos los muchachos del barrio que estudian y más los que consumen drogas".

Tras el diálogo con Aída Ayala, Mirta no duda: "Como mamá, yo sé que ella va a hacer algo", afirmación nacida desde los sentimientos de una madre preocupada por el futuro de su hijo y de los jóvenes en general.

Sensibilidad de mujer

Durante la recorrida, los testimonios se multiplican y los reclamos giran en torno de una realidad general: falta de trabajo, seguridad, educación y salud. Instancia en la que también se reitera la expectativa que genera la condición de mujer con mirada social profunda y capacidad de liderazgo que transmite la precandidata a gobernadora.

"Me gustaría que ella gane y haya más trabajo", dijo Mabel; también destacando la condición de madre de Aída Ayala que le da "una sensibilidad especial".

Por su parte, Sandra no dudó en agregar que al Aipo "nunca vinieron los candidatos o el gobernador este que está". "A Du Graty llegan, hacen actos en algún lugar del centro y se van; me parece muy bueno que ella venga a escuchar a la gente porque eso la va a ayudar a gobernar", agregó.

Si bien las referencias a la "sensibilidad femenina" de Ayala fueron destacadas mayormente por las mujeres visitadas; Juan Ramón se sumó a la idea y, tras compartir la alegría de sus nietos mellizos nacidos recientemente, sentenció: "Yo creo que tendría que venir un cambio y me gustaría que fuera con una verdadera señora como ella".

Compartir

Comentarios

anonimo

Me parece muy bien que la poblacion pida x educacion es la unica herramienta que abre cerebros para ser libres pero quienes tienen el deber y obligacion en garanizarlo como un bien publico no se dan x enterado es hora que luchemos por una educacion publica de calidad sacar todo esos programas trucho que solo desvian fondos para atender mejor las escuelas

Responder a este comentario
Escribir un comentario »