Gustavo Serrano anunció ayer el proyecto de ley que modificará la partida para el sector. Piden que los sueldos de jueces se equiparen a la Justicia Federal. Entidades nacionales apoyan las exigencias y se espera una reunión ampliada para la primera quincena de marzo.

En la conferencia de prensa realizada ayer, la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Chaco, presidida por Gustavo Serrano, junto al secretario general Fernando Lavenás, reclamaron por la autarquía del Poder Judicial, ya que dependen del Legislativo y del Ejecutivo para obtener un presupuesto que, según reclaman, no alcanza para el “óptimo desenvolvimiento de los jueces”.

Presentaron un proyecto de ley que establece que la participación del presupuesto del Poder Judicial sea de un 8% del total del presupuesto de la provincia, en contraste al 4,9% que reciben en 2015. Sin embargo, este porcentaje no aspira a ser alcanzado en 2016, sino que la partida irá aumentando progresivamente hasta llegar al 8% en 2019. Para el año que viene se pide un mínimo del 6% del prepuesto provincial.

Serrano señaló que “la realidad salarial no se ve modificada desde hace bastante tiempo y la institución ha venido luchando para lograr una reubicación a través de una equiparación con la Justicia Federal, porque siempre entendimos que por igual tarea debe darse igual remuneración”, indicó y aclaró que, con respecto a las demás provincias, Chaco se encuentra en el puesto 23, tomando en cuenta los salarios que perciben los jueces.

Por otra parte, señaló que “los diferentes representantes políticos conocen la realidad que atraviesa la Justicia chaqueña y la mayoría de ellos admite la difícil situación salarial, pero eso no se ve plasmado en ninguna resolución, decreto o ley que pueda resolver el conflicto”.

Ratificó que no quieren cobrar adicionales en negro, perjudicando a los colegas jubilados, y piden que los aumentos vayan al básico del sueldo.

“Esta realidad que queremos transmitir la gente desconoce. Tienen una visión extraña de lo que perciben los jueces, creen que perciben fortunas. Nosotros estamos percibiendo salarios tres veces menor a lo que cobra la justicia federal, y cobramos la mitad de los salarios de otros colegas de provincias cercanas”, comentó Serrano.

Además, presentarán una nota al Superior Tribunal, para que a la brevedad reclame una solución salarial de emergencia, hasta que se puedan resolver las cuestiones generales, “para no tener que esperar que el Ejecutivo termine las negociaciones con los demás gremios para que recién nos convoquen a nosotros”, explicó Serrano.

El titular destacó: “Estamos dispuestos a conversar y a debatir cuantas veces nos inviten, pero para eso tenemos que tener con quién dialogar, en este momento lo hacemos en soledad”.

“La incómoda situación del juez”

NORTE consultó a Serrano si la aprobación de este proyecto provocará mejoras en la administración de la Justicia, por lo que contestó que “hoy un juez vive en la intranquilidad por el tema salarial, generando una constante distracción del tema judicial, distracciones referidas a discusiones como las que se plantean en este momento, también debido a las capacitaciones no pagas, publicaciones actualizadas y comentadas sobre nuevas reformas en leyes como el código civil que cuestan alrededor de $14 mil, los cuales no son reconocidos como parte del trabajo por el Poder Judicial”. 

La propuesta anunciada ayer por Serrano abarca a 800 magistrados y funcionarios de la provincia, de los cuales 500 están asociados en la entidad.

Explicó que los recibos de sueldo de los jueces son exactamente lo que perciben, ya que no reciben viáticos, vales de nafta, celulares, ni bonificación por horas extra. “A eso se le suma la incompatibilidad, no podemos trabajar en comercio, ni ejercer la profesión en otro ámbito como el independiente o la docencia universitaria”, profirió y agregó que “no trabajamos sólo ocho horas, sino también fuera de horario, nuestro servicio debe brindarse las 24 horas”.

De esta manera, coincidieron que se perjudica a la comunidad, ya que los jueces deben estar actualizados y capacitados para trabajar, pero ello se costea por su pecunia y el bajo sueldo “distrae” a los magistrados de sus funciones.

Futuro incierto

En la conferencia, Serrano afirmó que ellos tienen un “límite”, que se agotará en cuanto no se dé respuesta a los reclamos. Aseguraron que no son partidarios de hacer paro, y que no piensan hacerlo por el momento por ética en el trabajo, sin embargo no han afirmado ni descartado la posibilidad, ya que hay antecedentes de paros de magistrados en Sáenz Peña y Villa Ángela.

Lo que sí aseguraron es que “se mostrará el descontento de alguna forma”.

Repercusiones a nivel nacional

En cuanto al salario chaqueño de los magistrados y funcionarios, la problemática está siendo observada de cerca por la Junta Federal de Cortes y la Federación Argentina de Magistrados, con quienes está previsto, junto a la Asociación, pactar una jornada ampliada para la primera quincena de marzo, donde concurrirán los representantes de toda la provincia.

 

Fuente: diarionorte.com

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »