Este viernes por la tarde, el gobernador Jorge Capitanich firmó con la secretaria de Energía de la Nación, Mariana Matranga, el convenio de adhesión de la provincia del Chaco al programa Hogares con Garrafas. La iniciativa del gobierno nacional sustituye al programa Garrafas Para Todos, reenfocando los subsidios directamente en los beneficiarios, los consumidores finales.

“Valoramos mucho este programa, que es excepcional en su diseño”, aseguró el gobernador en la ocasión. “Permite garantizar accesibilidad, que es un derecho de los consumidores y a su vez, promover el abastecimiento del producto”, agregó.

Ante la presencia de intendentes, funcionarios de distintas áreas del gobierno y representantes de organizaciones de consumidores, Capitanich valoró los beneficios de este nuevo programa y puntualizó en la importancia del trabajo conjunto para llevarlo adelante. “Desde el gobierno vamos a poner toda la energía para que el programa funcione eficazmente e instamos a los municipios a trabajar de manera coordinada”, enfatizó el gobernador.

“Este convenio lo hacemos con muchas ganas y mucha alegría, porque implica una solución clara para resolver el problema de la demanda de nuestros consumidores”, finalizó.

Cambio de enfoque: ahora, hacia el beneficiario directo

La secretaria de Energía de la Nación, que estuvo acompañada del coordinador del programa, Nélson Sombra, explicó las características y alcances del programa, cuyo objetivo, aseguró, se puede resumir en que “los consumidores no paguen más de $20 por cada garrafa”.

El programa HoGar está pensado, a diferencia de su antecesor Garrafas para Todos, para subsidiar la compra de garrafas a los ciudadanos que puedan demostrar la necesidad de esta ayuda.

“Con esta iniciativa quisimos pasar a un esquema que, en lugar de seguir subsidiando a los otros eslabones de la producción de GLP, que demostró tener grandes falencias, se redireccione esta ayuda a los que más lo necesitan: los hogares”, explicó Matranga.

La funcionaria detalló que el Estado fija los precios máximos de referencia para cada uno de los eslabones de la cadena, productores, fraccionadores, distribuidores y comercios. “El precio final no debería subir de $97, de los cuales se subsidian $77 por garrafa, por lo que al consumidor no debería costarle más de $20”, indicó. En el caso de que el consumidor deba pagar más, explicó que el Estado depositará la diferencia entre el precio final pagado y los $20 que debería costarle al ciudadano.

Con respecto a los beneficiarios, Matranga aseguró que “todos los que cumplan con los requisitos serán incluidos en el programa”. Con ello se refiere a las personas que no cuenten con un ingreso de dos salarios mínimos ($9.400) y puedan garantizarlo a través de un formulario firmado que tendrá carácter de declaración jurada. Las inscripciones se realizarán en las oficinas de Anses y se pretenden organizar bocas de inscripción en sedes municipales.

Los presentes

Participaron de la firma los ministros de Gobierno, Javier Oteo; de Infraestructura, Fabricio Bolatti; de Industria, Sebastián Lifton; de Producción, Marcelo Repetto; de Planificación y Ambiente, Miguel Brunswig; el subsecretario de Comercio, Ricardo Marimón; el titular de Anses Chaco, Sergio Fiorito; el expresidente del IPDUV, Domingo Peppo.

También estuvieron presente los intendentes de Machagai, Héctor Vega; de Colonia Elisa, Pedro Maidana; de Campo Largo, Daniel Capitanich; de Laguna Blanca, Claudia Panzardi; de Las Palmas, Víctor Armella; de Makallé, Juan Carlos Sbriz; de Las Garcitas, Sergio Dolce; de General Vedia, Jorge Rodríguez; de la Isla del Cerrito, José Luis García; de Fuerte Esperanza, Walter Correa; de La Leonesa, José Carbajal; de Hermoso Campo, Diógenes Requena; de Ciervo Petiso, Ramón Alderete, de Charadai, Eladio Aguirre; de Presidencia Roca, Jorge Batalla; de Capitán Solari, Ángel González; de Las Palmas, Víctor Hugo Armella; por de La Tigra, estuvo la secretarIa de Gobierno, Natalia Luque.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »