Esta mañana por Fm En Contacto 101.7 MHz se dio a conocer una vez más la campaña que lleva adelante la UEP N°23 Perpetuo Socorro, más conocida como Esc. Hermanas, con la palabra del Director de la institución el Sr. Rubén Fernández quien comenta sobre proyecto de recolección de tapitas y botellas que ya lleva 4 años como proyecto para cuidar el Medio Ambiente en dicho colegio.

Comenzaba diciendo Fernández, “hace varios años que venimos trabajando en este proyecto que es para colaborar con la construcción de la casa Garraham. Nuestro lema “Una tapita salva una vida”. En este momento tenemos acopiadas aproximadamente una tonelada de tapitas en la institución que comprende el período 2014 y lo que va del 2015. Realmente hemos juntado muchas tapitas.”

Destacó también que, “se está trabajando también en forma conjunta con la firma Cetrogar que va a ser la encargada de trasladar las tapitas hacia la ciudad de Resistencia. Estamos esperando coordinar las acciones para poder trasladarlas hacia allá.”

Agregando que, “este trabajo lo hacen los chicos todos los días al inicio y por ser una escuela católica la acción se ofrece como una oración al comenzar el día. Cada día el niño ofrece una o dos tapitas a modo de oración.”

Remarcó el Director Fernández que, “es un proyecto que hace 4 años que venimos trabajando. No solamente con la recolección de tapitas, sino que nuestra escuela fue uno de los primeros centros de acopios de botellas. En este momento se encuentra una botella gigante traída por la Secretaría de Medio Ambiente. En realidad nosotros tenemos un espacio destinado en nuestra escuela para juntar botellas y de esta forma colaboramos con la planta procesadora de basura también.”

Y ampliaba diciendo, “este trabajo que hacemos es más que nada para concientizar sobre el cuidado del medio Ambiente. Nos toca a todos como ciudadanos poder colaborar con la limpieza de nuestra ciudad. Cada uno de nosotros somos responsables de mantener nuestro sector limpio. Entonces esto surgió a raíz de una preocupación que teníamos de que cuando llovía muchas de las cunetas aledañas a la escuela se tapaban y era producto de la cantidad de botellas que había tirada en la misma. Entonces empezamos desde lo más pequeño a lo más grande.”

Para terminar dijo Fernández, “gracias a Dios este trabajo se ha trasladado a la familia, es así que tenemos muchos abuelos involucrados también. También aprovecho para hacer extensivo a toda la comunidad y se hagan eco también de apoyar estas campañas, tanto de botellas como de tapitas, la escuela los va a recibir gustosamente y sabemos la importancia que tienen las tapitas para continuar con la construcción de la Casa Garraham.”

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »